Presentacion

¿El TLC es el puente al progreso?

La propaganda del Gobierno nicaragüense sobre el TLC lo pintan todo color de rosa: sin impuestos aduaneros, las mercancías podrán entrar y salir de Nicaragua, sin ninguna traba y a menor costo. Solo es cuestión de tener voluntad, sacudir su conformismo y “remangarse la camisa”. Suena bonito, Suena justo.

Pero la realidad podría ser muy diferente, especialmente para los productos agropecuarios que son los principales rubros de exportación de Nicaragua. ¿Por qué?

Porque poner a competir, como si fueran iguales a la economia estadounidense miles de veces más fuerte que la nicaragüense, es lo más injusto para nosotros. Acuerdense lo que pasó en la decada de los 90, cuando abrieron las fronteras al tomate tico y a la naranja hondureña. Cuantos pequeños productores nicaraguense se quedaron con sus cosechas por no poder competir con los precios ofertados por nuestros pequeños vecinos. Ahora, imagínese que va a pasar con los productos de EE.UU.

.- Porque los productores estadounidense reciben importantes subvenciones de su gobierno (U$ 21,000 anuales en promedio por productor), además de tener un ingreso anual promedio mil veces mayor que sus colegas nicaraguenses.

.- Porque solo ciertos productores agrícolas nicaraguense (que no compiten con la producción estadounidense) podrán ser “beneficiados” pon el TLC.

.- Porque las barreras aduaneras fiscales son una cosa y las barreras sanitarias son otra cosa. Las puertas de los EE.UU. Pueden estar abiertas , pero del otro lado, están esperando un montos de normas y exigencias fitosanitarias y un ejercito de abogados para hacerlas aplicar.

Entonces, ¿a quién creer? Pues, como no podemos adivinar, a ciencia cierta, el futuro, miremos y aprendamos del pasado, aunque sea el de nuestros vecinos. Nos referimos al resultado de los 10 años del TLC en México que fue el primer país latinoamericano en firmarlo, en 1994: Hoy en día, 1 millón y medio de pequeños productors mexicanos tuvieron que dejar el campo y emigrar, en su mayoría, a EE.UU. Cada día, 1,000 nuevos productores hacen lo mismo.Los precios de los granos básicos han caido en un por 5.

Por otro lado, en la propia Nicaragua, podemos ver, a pequeña escala, los primeros efectos de lo que sera “tsunami”, económico y social llamado TLC, que arriesga arrasar, como una ola gigantesca, con la pequeña producción nacional:

*- La compra de la pollera Tip-Top por e Grupo norteamericano Cargill y la sustitución, como base de alimentación de las aves, del sorgo nacional, por un maíz transgénico importado, ha supuesto la ruina a muchos sorgeros nicaraguenses.

*- El maíz importado, esencialmente por MASECA, esta poco a poco reemplazando el maíz criollo en la fabricación de nuestra tortilla diaria.

*- La privatización de la energía (y de aquí en poco tiempo, del agua) no ha supuesto ninguna baja en las tarifas al consumidor, ni mejor servicio en el campo.

El TLC va a afectar tanto la seguridad alimentaría del país, como la seguridad ciudadana. Ni como gobierno ni como sociedad civil o gremio de productores, vamos a poder controlar y asegurar la producción y el precio de la comida básica del nicaragüense: el “gallo pinto” con su tortilla de maíz y pedazo de cuajada. Hoy en día, ya importamos anualmente 300 millones de dólares en alimentos que antes producíamos. Pero, además, con el hambre, el éxodo del campo hacia las ciudades, la falta de empleos, va a amplificarse la delicuencia común y probablemente, llegar a Nicaragua el fenómeno de las pandillas juveniles o maras.

La solución de desarrollo para el país no debe ser unicamente exportar manjares exquisitos para los paladares finos del Norte y comer basura aquí. Hace tiempo que un vaso de Coca Cola, en el campo o la ciudad, es más cotizado que un vaso de jugo de fruta. Hace tiempo que la colonización cultural, a través de la educación y de la televisión, nos hace preferir lo importado a lo producido nacionalmente.

Este es un Tratado que no tiene nada de libre, Como dice el refrán popular, el TLC es más bien una “pelea de tigre suelto contra burro amarrado”.

 
   

Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible - SIMAS
Lugo Rent a Car 1c al lago, esquina sur oeste parque El Carmen. Reparto El Carmen, Managua, Nicaragua
PBX y fax: (+505) 268-2302 - Apartado postal A-136 simas@simas.org.ni